Galvanizado Piezas Grandes

galvaniza2.jpg
GALVANIZACIÓN

Definición.
La galvanización es un procedimiento para recubrir piezas terminadas de hierro/acero mediante su inmersión en un crisol de zinc fundido a 450ºC.
Tiene como principal objetivo evitar la oxidación y corrosión que la humedad y la contaminación ambiental pueden ocasionar sobre el hierro.

Esta actividad representa aproximadamente el 50% del consumo de zinc en el mundo y desde hace más de 150 años se ha ido afianzando como el procedimiento más fiable y económico de protección del hierro contra la corrosión.

Descripción del proceso.

La galvanización es un procedimiento para recubrir el hierro y el acero mediante su inmersión en un baño de zinc fundido.

Tiene como principal objetivo evitar la oxidación y corrosión que la humedad y la contaminación ambiental pueden ocasionar sobre este hierro.
Esta actividad representa aproximadamente el 50% del consumo de zinc en el mundo y desde hace más de 150 años se ha ido afianzando como el procedimiento más fiable y económico de protección del hierro contra la corrosión.

Las piezas que van a ser galvanizadas se limpian de grasas (desengrase) y óxidos (decapado), y se introducen en un baño de zinc fundido a 450ºC, produciéndose durante la inmersión una reacción químico-metalúrgica entre el hierro y el zinc, con varias capas de aleación hierro-zinc y una capa exterior de zinc puro.

secuencia.jpg
protecciontotal.jpg
Características.
Se garantiza un espesor de zinc muy superior al cincado electrolítico y también al galvanizado en caliente por proceso continuo (Sistema Sendzimir).
El recubrimiento no es una mera deposición superficial de zinc sino que constituye una verdadera aleación metalúrgica superficial con 3 capas de aleaciones Fe-Zn y la cuarta más externa de zinc puro.

Las aleaciones Fe-Zn aunque son frágiles son más duras que el acero base, lo que significa que resisten muy bien golpes o rozaduras sin desprenderse.

La protección es total, llega incluso a los rincones y al interior de las zonas huecas ya que obligatoriamente ha de penetrar el zinc en el interior, pues en caso contrario, las piezas flotarían en el zinc fundido.

Esta es una de las razones para colaborar con nuestros técnicos, ya incluso en la fase de diseño, para conseguir el más adecuado, que nos garantice una buena calidad a un precio razonable.
espesores_centrifugado.jpg
duracion_recubrimiento.jpg
cuadro_comparativo.jpg