Diez Razones

10 Razones para Galvanizar en Caliente

Dedicando sólo un minuto le invitamos al siguiente juego de preguntas/respuestas.

Observando las torres de tendido eléctrico, pórticos y postes de señalización así como guardarraíles o quitamiedos de carreteras, postes de la catenaria de RENFE, o cualquier otro material podríamos plantearnos las siguientes:
La contestación Si a las preguntas 6ª y 7ª le indicará sin error que se trata de materiales galvanizados en caliente por inmersión en zinc fundido.

Al igual que las Empresas Eléctricas, el Ministerio de Obras Públicas o RENFE usted puede conocer las razones para beneficiarse de este milagro técnico que se llama Galvanizado en caliente según Norma UNE-EN-ISO 1461.
razonesparagalvanizar.jpg
1º Larga duración.
El galvanizador le garantiza micras según la Norma UNE-EN ISO 1461 (ver Tabla 1.3. C, página 10). Dividiendo micras garantizadas por velocidad de pérdida en micras/año (Ver tabla según Norma UNE-en ISO 14713) obtiene años de garantía. De todas formas puede salir a la calle: fácilmente encontrará farolas, postecillos de señales de tráfico, torres de tendido eléctrico, etc. que llevan 10-20-30 y más años a la intemperie sin problemas de oxidación.
2º Mantenimiento Innecesario
Insistimos: Las construcciones de acero galvanizado, como las líneas de electrificación de los ferrocarriles o las líneas de transporte de energía, no necesitan normalmente mantenimiento alguno a lo largo de toda la vida en servicio de las mismas. En casos especiales se puede acudir al sistema Dúplex: Galvanizado + pintura. Se multiplican así los efectos protectores.
3º Economía
El razonable coste inicial de la galvanización unido a la elevada duración de los recubrimientos galvanizados, dan como resultado que este procedimiento sea el más económico de todos los conocidos para la protección a largo plazo de las construcciones férreas a la intemperie.
4º Versatilidad
La galvanización en caliente sirve para la protección de toda clase de piezas y artículos de acero ya que protegen tanto de la corrosión atmosférica como de la provocada por las aguas o el terreno. Igualmente se pueden proteger desde pequeñas piezas, como clavos y tornillos, hasta grandes elementos estructurales.
5º Fiabilidad
Los recubrimientos galvanizados en caliente son uno de los pocos sistemas de protección del acero que están perfectamente especificados por las normas nacionales e internacionales. Las principales normas españolas y/o internacionales que afectan a estos recubrimientos son las siguientes: UNE-EN ISO 1461: Recubrimientos galvanizados en caliente sobre productos acabados de hierro y acero.
Especificaciones y métodos de ensayo.
UNE-EN 10.242:95: Accesorios roscados de fundición maleable para tuberías.
UNE 37-505: Recubrimientos galvanizados sobre tubos de acero. Especificaciones para recubrimientos aplicados en instalaciones no automáticas.
UNE 37-507: Recubrimientos galvanizados de tornillos y otros elementos de fijación.
UNE-EN ISO 14713: Protección frente a la corrosión de estructuras de hierro y acero. Recubrimientos de zinc y aluminio.
La medida del espesor de los recubrimientos puede realizarse con suma facilidad tanto en el taller como en obra mediante sencillos medidores magnéticos o electromagnéticos no destructivos.
6º Tenacidad del recubrimiento
El galvanizado en caliente es una verdadera aleación metalúrgica superficial. Las aleaciones internas zinchierro son más duras que el acero base por lo que confieren al acero galvanizado una elevada resistencia a los golpes y a la abrasión propios del manejo, transporte, almacenamiento y montaje del material, mientras que la capa externa de zinc puro es más blanda y amortigua los golpes.
7º Recubrimiento Integral
Al tratarse de inmersión en zinc líquido quedará recubierta la totalidad de la superficie de las piezas tanto interior como exteriormente, siempre que hayan sido preparadas con un adecuado diseño que permita la entrada de zinc a todos los rincones y partes ocultas.
8º Protección Triple
Los recubrimientos galvanizados protegen al acero de tres maneras distintas:
1. Porque constituyen una barrera metálica dura, unida metalúrgicamente al hierro base.
2. Porque proporcionan protección catódica (mientras haya zinc no se oxidará el hierro) incluso a las pequeñas zonas que puedan quedar desnudas (bordes de cortes o taladros, arañazos, etc.)
3. Porque los productos de oxidación del zinc son compactos, homogéneos, duros, impermeables e inertes y actúan de pasivantes (frenan la velocidad de corrosión de la capa protectora).
9º Fácil de Soldar
Es cierto que soldar a posteriori piezas galvanizadas en caliente es engorroso, porque hay que adecuar y conocer bien la técnica operatoria y los parámetros adecuados de soldeo.
Es muy práctico conocer el efecto de las pinturas de enmascaramiento y la forma de proporcionar recubrimiento a la soldadura y zonas sin zinc.
10º Fácil de Pintar
Pintar el acero galvanizado se hace o bien por motivos decorativos de señalización, camuflaje, etc., o bien para aumentar la duración de la protección en ambientes muy agresivos. Es primordial conseguir una buena adherencia de las pinturas sobre el acero galvanizado. Al tratarse de superficies metálicas lisas es necesario “morder” dicha superficie para abrir poro.
Es importante no improvisar. Hay que aplicar una imprimación previa adecuada o utilizar pinturas específicas para material galvanizado.

GALESA.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y realizar tareas de análisis de navegación.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto